SCACS

El problema

En un entorno cada vez más competitivo para las entidades financieras, se hace imprescindible contar con elementos que permitan minimizar los riesgos, optimizar los costes y maximizar los beneficios.

Tradicionalmente, los diferentes tipos operaciones de crédito de las entidades se gestionaban en sistemas independientes, con escasa comunicación e interacción.

Actualmente, las exigencias derivadas de la progresiva implantación de los acuerdos de Basilea, hacen necesaria una mayor integración de la gestión del riesgo de las entidades.

La solución

Desde esa perspectiva, el diseño definitivo de la plataforma de gestión de riesgos SCACS ha sido elaborado combinando la amplia experiencia de AIS en todos los aspectos vinculados con el riesgo de crédito y las posibilidades ofrecidas por las actuales tecnologías de la información.

SCACS – Resumen Solicitud

SCACS integra en una única plataforma la gestión del riesgo de todos los segmentos de negocio de la entidad, desde particulares a grandes corporaciones, pasando por los segmentos intermedios como trabajadores autónomos o pequeñas y medianas empresas.

Los principales objetivos que persigue la implantación de SCACS son los siguientes:

  • Integración de la información de riesgos de la entidad en una única plataforma, centralizando y estandarizando la información, articulando las conexiones con las diversas bases de datos –tanto internas como externas–, y facilitando la explotación de la información disponible mediante la generación automática de informes.
  • Homogeneización y automatización del análisis del riesgo de crédito mediante la utilización de metodologías específicas a las características de cada tipo de cliente: empresas, particulares, autónomos, microempresas, pymes, etc.; unificando los criterios de análisis y cuantificando el riesgo.
  • Control en la resolución y formalización, definiendo y controlando las facultades de resolución, generando automáticamente las actas correspondientes a los comités de crédito, registrando las condiciones y precios en las resoluciones, y garantizando el alta automática con los sistemas de administración y contabilidad.
  • Sistematización y automatización del seguimiento, a través de la detección automática de alertas que controlen el empeoramiento en la calidad del riesgo, el control de las compensaciones comerciales de clientes, y un control exhaustivo de la documentación necesaria. En definitiva estableciendo una automatización de los procesos de seguimiento del riesgo, mediante informes de seguimiento y las calendarizaciones correspondientes.
  • Control de procesos, utilizando un sistema de workflow que permite organizar la gestión mediante la definición explícita de los caminos a seguir por las solicitudes, controlando las facultades de los empleados y organizando la agenda de trabajo, de tal forma que las intervenciones sean coordinadas y eficaces.
  • Modularidad y adaptabilidad a entornos variados y situaciones cambiantes.

En AIS somos conscientes de que cada país y entidad tiene particularidades de difícil resolución mediante soluciones estándar. Por otro lado, la continua evolución del entorno financiero exige poder introducir nuevos productos y funcionalidades sin incurrir en grandes inversiones. Por ese motivo, hemos diseñado la arquitectura de la plataforma de manera que se pueden introducir elementos de nueva creación sin afectar al funcionamiento de los ya incorporados a SCACS. Esta filosofía permite también realizar implantaciones escalonadas que facilitan el proceso de adaptación al nuevo sistema y minimizan las tensiones de dicha adaptación.

Resumiendo, SCACS permite a la entidad la agilización de todos los trámites de evaluación y formalización de operaciones de crédito con particulares, empresas y negocios, incorporando una evaluación automática fiable, y transformando una actividad altamente consumidora de tiempo y recursos en un sistema eficiente y flexible de control de gestión.